Skip to main content

ÁNGEL MANGONES ÁLVAREZ, 20 AÑOS VIENDO LA INSTITUCIÓN A TRAVÉS DE UNA CÁMARA

ÁNGEL MANGONES ÁLVAREZ, 20 AÑOS VIENDO LA INSTITUCIÓN A TRAVÉS DE UNA CÁMARA

Su arte son las imágenes, escribir historias con una cámara, que cuentan el devenir de una institución que evoluciona cada día. Ángel Del Cristo Mangones Álvarez es el mayor de cuatro hermanos. Nacido en Cartagena en 1968, lleva cerca de 27 años en el mundo de la producción audiovisual, 20 de esos al servicio de la Armada Nacional, en la Escuela Naval de Cadetes “Almirante Padilla”, donde se desempeña como camarógrafo y editor, con el grado de Trabajador Oficial.

Con una vasta experiencia registrando imágenes para medios de comunicación, Ángel Mangones ha puesto todo su conocimiento y empeño para lograr el mejor registro de los acontecimientos de la Armada Nacional y la Escuela Naval de Cadetes. “Cada trabajo es diferente, una historia diferente, un tema diferente”, responde sobre la motivación que tiene día a día para tomar su herramienta de trabajo y escribir con imágenes.

Agradecido de pertenecer a la institución que protege el azul de la bandera, Ángel Mangones ha conocido gran parte de las unidades que conforman la Armada Nacional, cuando siendo parte de lo que en un tiempo fue Audiovisuales de la Institución Naval, viajó a lo ancho y largo del país, dejando en video las memorias de una marina que continúa comprometida con la defensa de la Nación y el desarrollo del país marítimo.

Su lente ha registrado generaciones de jóvenes que con el pecho henchido de Patria, han decidido ser Oficiales de la Armada Nacional; un campus universitario que ha dado pasos gigantes en la modernización de sus instalaciones; una institucionalidad que hoy enfrenta mayores retos y que avanza hacia la excelencia como academia naval y universidad.

Su motivación más grande ha sido su familia, con quienes ha forjado un espíritu luchador, lleno de bondad y abnegación, que queda evidenciado en cada video que realiza. En el año 1991, contrajo matrimonio con Nora Rodelo, de cuya unión tienen dos hijos: Ángel David, quien ya es Contador especializado en Administración Financiera y María José, una joven de 20 años que padece de Mucopolisacaridosis tipo VI síndrome de Maroteux Lamy, pero que ha salido adelante y actualmente se prepara para ser abogada. “Estoy muy agradecido con la institución por el apoyo que he recibido, tengo dos hijos que han crecido profesionalmente y la institución ha sido incondicional con la situación médica de mi hija” expresa.

Con Ángel Mangones, la historia de la alma mater seguirá quedando viva en cada una de sus producciones, porque siempre da lo mejor de sí, sus conocimientos y profesionalismo siempre han estado de manifiestos para que los hechos más importantes perduren en el tiempo, ya sea en una cinta o en un archivo digital.