Skip to main content

Ascenso De Cadetes A Guardiamarinas Y Entrega De Distintivos

Ascenso De Cadetes A Guardiamarinas Y Entrega De Distintivos

En ceremonia militar presidida por el Contralmirante Francisco Hernando Cubides Granados, Director de la Escuela Naval de Cadetes “Almirante Padilla”, se realizó el ascenso de 23 cadetes al grado de Guardiamarinas.

El contingente naval profesional N°158, se embarcan en el último tramo de su travesía hacia la graduación. Durante el cuarto año como Guardiamarinas, harán la transición de líder supervisor a líder organizacional, con todo el peso de la responsabilidad de conducir a todo el batallón de Cadetes.

“El fruto del esfuerzo, el sacrificio, la constancia, el no desfallecer en los momentos de fatiga, por mantener la concentración en sus estudios, lograron ser superiores a toda costa, y por esto se hace posible que estos 23 cadetes emprendan esta última singladura como Cadetes Navales, lo cual es motivo de orgullo para la Escuela Naval, pero especialmente para sus familias”, expresó el Contraalmirante Francisco Cubides.

En la ceremonia también se otorgó el distintivo de “Excelencia Académica” al Guardiamarina Camilo García Carrascal, quién se destacó por obtener el mejor promedio académico, las mejores pruebas físicas y por su disciplina en todas sus actividades. Asimismo, se impuso el distintivo de “Excelencia Física” a un personal de cadetes, por haber cumplido los requisitos exigidos durante la prueba efectuada el 10 de noviembre en la Escuela Naval.

De igual forma, se otorgó la medalla “Servicios Distinguidos al Cuerpo de Guardacostas” al Teniente de Fragata Rómulo Andrés Medina Barrero y el distintivo “Habilidad de Guardacostas” al Teniente de Corbeta Johan Alonso Arias Rodríguez orgánicos del batallón de cadetes.

Durante la imposición de insignias al personal ascendido, el Director de la Escuela Naval, estuvo acompañado por los Comandantes de la unidad.

“Ustedes deben personificar el significado de ser un líder de carácter. La gran responsabilidad encomendada a los Guardiamarinas, Alféreces y Pilotines, exige que sean líderes que personifican los estándares de un comportamiento ético – moral, de tal manera que conduzcan la profesión de forma efectiva y que se constituyan en un ejemplo personal para sus subalternos”, concluyó el Director de esta institución.