Skip to main content

"LA IDEA NO ES COMPETENCIA SINO FORMACIÓN”, GUSTAVO JOHNNYS CABALLERO

"LA IDEA NO ES COMPETENCIA SINO FORMACIÓN”, GUSTAVO JOHNNYS CABALLERO

Gustavo Johnnys Caballero es trabajador civil de la Escuela Naval de Cadetes “Almirante Padilla” hace 18 años. Ingresó el 20 de enero del año 2000 a desempeñarse como Coordinador de Deportes, donde tiene a su cargo la coordinación de las actividades de participación de los alumnos del Batallón de Cadetes en los diferentes eventos locales, regionales y nacionales.

Hace tres años y motivado por su deseo de servicio, inició un proyecto de evangelismo y deporte que busca aportar en la formación personal de los niños del barrio Olaya, sector Foco Rojo, en la ciudad de Cartagena, que se encuentran en ambientes de drogadicción, violencia intrafamiliar, trabajo infantil y familias disfuncionales.

Con pasión expresa, que “la idea (de este proyecto) no es competencia sino formación”, una formación que contribuya a moldear el carácter y la conducta de los niños como ciudadanos de bien.

Actualmente, trabaja con 70 niños entre las edades de 5 a 17 años, que reciben charlas de ética y valores y reciben entrenamiento de fútbol, dos veces a la semana. Esta disciplina deportiva es una herramienta para inculcar en los menores el aprovechamiento del tiempo libre, la importancia del valor del respeto, la disciplina, el reconocimiento del otro, fortalecer la autoestima e incentivar el trabajo en equipo.

Los menores tienen contacto con otros niños de su misma edad en encuentros deportivos organizados localmente y asisten a eventos infantiles de la ciudad donde se promociona el arte y la niñez.

Asimismo, los menores son el puente para llegar a las familias del sector y sensibilizarlos de la responsabilidad como padres y el papel trascendental que juegan en la formación de los niños.

Caballero conoce la problemática del sector y también tiene la experiencia de haber sufrido necesidades cuando era niño. Es el segundo de cuatro hermanos que fueron levantados por la fortaleza de una madre valiente que trabajó sin descanso para sacar sus hijos adelante.

Practicó fútbol desde los 11 años mientras comenzaba el bachillerato. Fue selección Bolívar de Fútbol de salón por cuatro años, alcanzando el título de campeones en el torneo nacional de 1983. Reconoce la importancia del deporte en la formación de la disciplina y del hombre que hoy día es.

Aunque los recursos para el proyecto son escasos, el profesor insiste en trabajar con ahínco, junto a dos compañeros de la comunidad cristiana a la que asiste, entre ellos una sicóloga, para brindarles la oportunidad de un mejor futuro a estas nuevas generaciones.

Con este mismo sentido de pertenencia y abnegación Gustavo Caballero realiza su labor desde el Departamento de Enteramiento Militar y Físico de la Escuela Naval de Cadetes “Almirante Padilla”, apoyando en la formación de los futuros Oficiales de la Armada Nacional y de la Marina Mercante.